logo

Les damos la bienvenida a nuestro blog. Aquí se irán insertando todas las noticias relacionadas con nuestra Cofradía. Gracias por visitarnos

 

lunes, 27 de abril de 2020

Carta del Sr. Obispo

logoocr 
   Queridas Comunidades de Religiosos y Religiosas, y queridos hermanos Mayores de las distintas Hermandades de la Diócesis:
Recibid en primer lugar mi más cordial saludo en estos momentos de dificultad, dolor y desconcierto, producido por Covid19, y mis mejores deseos para todos vosotros, vuestros familiares y vuestros hermanos y hermanas de las distintas comunidades religiosas y de las distintas hermandades de la Diócesis.
El 3 de abril envié una carta a todos los sacerdotes diocesanos en la que les decía que las consecuencias del Covid19, no solo son muy negativas en muertes producidas, en número de personas que están actualmente infectadas y han dado positivo en el mismo y están luchando por su recuperación, y en familias que lo están sufriendo, sino que ha tenido y está teniendo unas consecuencias muy negativas que se están haciendo notar, y más que se conocerán posteriormente en distintos campos: aumento de personas y familias necesitadas de ayuda, que antes no lo estaban, falta de empleo, destrucción de puestos de trabajo, y un largo etc.
Son muchas las familias que han sufrido y van a sufrir en sus propias carnes los efectos de la falta de trabajo, fruto del parón en la actividad que han sufrido y están sufriendo las empresas en este tiempo de alarma; familias que van a necesitar ayuda y que van a recurrir a Cáritas a buscarla, solicitando la ayuda que necesitan.
Cáritas ha tenido y está teniendo un despliegue grande de acción en la atención a los más necesitados en esta situación de pandemia y deberá seguir teniéndolo en lo sucesivo, como es su misión, porque es la Caridad de la Iglesia que se canaliza a través de ella, y debe seguir ayudando a los que más lo necesitan, porque continuamente nos sentimos interpelados por las palabras de Cristo: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis”( Mt.25, 40).
Ante todo este panorama y ante estas palabras de Jesús hemos abierto desde el Obispado una cuenta en favor de Cáritas, en la que cada cual: como Obispo, como sacerdote, como Comunidad Religiosa, y como Hermandad según su responsabilidad y posibilidades, ingresemos las cantidades que en conciencia creamos que debemos y podemos aportar e ingresar, para que la caridad de la Iglesia, que se canaliza y gestiona a través de Cáritas, y que no puede olvidar a los más necesitados no se paralice, sino que ésta disponga de los medios económicos necesarios para poder responder a tantas necesidades como se están sintiendo ya, y que se dejarán sentir más una vez que pase, Dios quiera que sea pronto, esta situación de alarma y de pandemia.
Yo creo que, en las circunstancias actuales, puede ser un gesto muy elocuente del Presbiterio diocesano, las Comunidades de Religiosos y Religiosas y las Hermandades de que estamos en medio de nuestro pueblo, participando de sus dolores, sufrimientos, y estamos al lado de los más pobres y desfavorecidos del mismo, como hizo el Señor que siempre manifestó una autentica predilección por ellos. La cuenta destinada a recoger estos donativos es esta de GLOBALCAJA con el siguiente IBAN: ES16-3190-2082-2820-0912-4716, poniendo como concepto: “CAMPAÑA COVID-19 + hermandad”.
Semanalmente el Ecónomo Diocesano hará una trasferencia a Caritas, haciendo el traspaso de la cantidad que haya. De momento ha hecho una primera transferencia de 75.000 €, de los cuales 50.000 € pertenecen al depósito que hizo el Obispado como Institución el mismo día que se abrió la cuenta y 25.000 de lo que vamos aportando todos: Obispo, sacerdotes, particulares, alguna Hermandad y algunos anónimos.
Aquellos donativos que se hagan que no sean anónimos, el Ecónomo enviará un certificado de dicho donativo para la Declaración de la Renta del año que viene, si se quiere incluir dicho donativo en la misma1.
Yo sé que vamos a acoger con verdadero gozo y auténtico compromiso personal, como comunidad o como hermandad mi propuesta y os lo agradezco. Estoy convencido de que, ante una situación así, vamos a ser generosos y vamos a hacer posible que la Caridad de la Iglesia, que se canaliza y gestiona a través de Cáritas, siga siendo una realidad importante que se hace presente en los que más lo necesitan.
Nada más. Un abrazo fuerte para todos vosotros. Sigamos cuidándonos, que somos necesarios y el Señor cuenta con nosotros. Sigamos pidiendo para que esta pandemia pase cuanto antes y podamos retomar nuestras tareas y proyectos pastorales.
Con mi bendición para todos vosotros. Vuestro Obispo.
+ Gerardo Melgar Viciosa
Obispo Prior de Ciudad Real

lunes, 20 de abril de 2020

Viernes Santo solidario

Dicen que cada Tres Caídas hay una Esperanza y hoy era día de caer y levantarse, por eso junto a Costaleros Madre De Dios del Rosario que son los que marcan el compás del Señor hemos querido levantar el ánimo a todo el personal dispuesto día tras día a erradicar esta pandemia.

Hemos tenido a bien entregar en este Viernes Santo gris atípico para que puedan endulzarse con el postre típico en estos tiempos  y sigan levantándose y ayudarnos a que todo esté en orden.

Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Protección Civil, Transporte Sanitario, Bomberos y como no a nuestros Consiliarios.

Juntos lo vamos a conseguir.


sábado, 18 de abril de 2020

Histórico de las salidas de la Cofradía de Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza desde el año 2003 al 2020

2003) Mañana primaveral y soleada.

2004) Las nubes se abrieron para dejar paso a un sol radiante

2005) Mañana desapacible por el viento reinante, despejado con algunas nubes.

2006) Nubes y claros.

2007) Sobre las 11:45 horas de hoy Viernes Santo 6 de abril de 2007, se reunió con carácter extraordinario la Junta de Gobierno, en la sede canónica de la Iglesia Parroquia de la Asunción, tomando la decisión por unanimidad de no procesionar, debido a la gran cantidad de lluvia que caía en esos momentos sobre la ciudad de Valdepeñas.

Siendo la primera vez, desde la reorganización de la cofradía en 1962, que se ha dado esta circunstancia.

En su lugar se celebró en dicha Parroquia, un Viacrucis, al que asistieron los cofrades y las representaciones militares y policiales hermanadas con nuestra Cofradía, que iban a tomar parte en la estación de penitencia.

2008) Soleado

2009) Como se preveía, la situación meteorológica para la mañana de Viernes Santo, era pesimista. Esta previsión se terminó cumpliendo, y al igual que en el año 2007, no se pudo procesionar.

Se estuvo esperando hasta aproximadamente las 12:45h, pero la situación no cambiaba, por lo que la junta de gobierno tomó la decisión, por unanimidad de no procesionar, con el objeto de no poner en riesgo el patrimonio de la cofradía, aunque llovió muy poco.

En el interior de nuestra sede canónica, la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, se celebró un acto de la lectura de varias estaciones del Viacrucis, por parte del vicario parroquial RV. P. D. Rafael Vivar, el Hermano Mayor-presidente, Tomás Muñoz Salas y el Secretario General, Ángel López Sánchez.

2010) Mañana primaveral espléndida

2011) Minutos después de las 12 del mediodía de Viernes Santo y tras acordar la junta de gobierno que presidía Tomás Muñoz Salas hacer un recorrido más reducido, pues la mañana amenazaba lluvia y las fuentes meteorológicas consultadas no daban buenas perspectivas.

Aún así y por las calles Real, Pintor Mendoza, Castellanos y Plaza de España con retorno a la parroquia de la Asunción salió absolutamente todo el cortejo.

2012) A pesar de la incertidumbre del tiempo, pero una vez consultadas en diversos momentos fuentes de la Estación Meteorológica Meteoval, se pudo realizar la estación de penitencia entre nubes y claros y algo de viento.

2013) Gran incertidumbre por las previsiones meteorológicas, que supuso para la Junta de Gobierno tomar la firme decisión de realizar la procesión, y el tiempo respetó finalmente nuestra estación de penitencia, manejando información de la evolución durante el recorrido procesional, se pudo efectuar la misma en un mediodía muy nuboso y algo de viento, lo que motivó que se llevara un ritmo más acelerado que de costumbre.

Los años 2014, 2015 y 2016 fueron “casi” de abanico, auténticamente primaverales, al igual que la de 2017, primera del actual Hermano Mayor, David S. Migallón Muñoz.

2018) La procesión de Jesús Caído no salió por la incertidumbre sobre las inclemencias del tiempo, ya que cuando había salido el paso de Jesús con la cruz y parte del cortejo, hubo que retroceder desde la misma plaza de España a la parroquia, porque comenzó a llover, luego cesó la lluvia, pero no eran buenas las previsiones y no hubo más remedio que tras retrasar casi una hora su inicio, terminar por suspenderla y llevar a cabo un Vía Crucis interior compartido por marchas procesionales de la banda de tambores y cornetas “Las Tres Caídas”, de Madrid.

2019) Si se pudo procesionar, porque la lluvia dio una tregua de unas horas, siendo el primer año (y hasta ahora el único) que el paso de Jesús Caído que se adquirió a una cofradía de Cabra (Córdoba), salió portado a costal y se inauguró el nuevo itinerario de salida por la calle Castellanos, dejando la habitual de la calle Real.

2020) Debido a la alarma sanitaria, el gobierno español  decretó la suspensión de cualquier actividad que conllevara la concentración de público, es más, el Obispado de Ciudad Real, ordenó la supresión de las procesiones de Semana Santa, que fue general en todo el territorio nacional.

AL MARGEN

En el año 2016, comenzaron las cofradías y hermandades a realizar la estación de penitencia ante el monumento de la parroquia de la Asunción y se determinó un recorrido oficial.

Fuentes:

ÁNGEL LÓPEZ SÁNCHEZ (Secretario General y Vice hermano mayor)

ROBERTO MUÑOZ FERNÁNDEZ (Tesorero)







viernes, 3 de abril de 2020

Comunicado de Televaldepeñas

Ante la actual situación de confinamiento surgido por la alerta sanitaria nacional que ha motivado el coronavirus, Televaldepeñas ha preparado una programación que incluye la reposición de todas las procesiones que tienen lugar cada Semana Santa en Valdepeñas desde el Domingo de Ramos al de Resurrección.

Igualmente se ofrecerá además de las misas de las 13:00 horas de los domingos, los santos oficios del Jueves y Viernes santo y la vigilia pascual del Sábado Santo.

Esta programación especial se inicia el Domingo de Ramos con la reposición de la procesión del borriquillo del año pasado a las 12:30 horas, y a continuación la misa desde la parroquia de la asunción.

El Miércoles Santo, a las 21:00 horas, reposición de la procesión del pasado año de la hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena y Jesús cautivo son salida de la parroquia del Lucero.

Jueves Santo, a las 13:00 horas les ofreceremos el acto de la presentación del cartel oficial de la semana santa que organizó la Agrupación de Hermandades y Cofradías en la parroquia de la Asunción.

Ese mismo día, a las 18:30 horas, santos oficios desde la citada parroquia.

A las 20:00 horas, Procesión del Prendimiento que corresponde al año 2018, ya que el pasado año no pudo salir por las inclemencias del tiempo.

A las 21:00 horas, Procesión del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Palma, Reina de los Mártires, reposición de la del pasado año.

Ya el día de viernes santo, a las 11:00 de la mañana Procesión de Jesús Nazareno Rescatado, reposición del año 2018.

A las 12:00 horas. Procesión de Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza del pasado año.

A las 18:30 Santos Oficios desde la parroquia de la Asunción.

A las 20:00 horas, procesión del Santo Entierro del año 2018.

Ya el Sábado Santo, a las 20:00 horas, procesión de Nuestra Señora de la Soledad del año pasado, y a las 22:00 horas, vigilia pascual desde la parroquia de la Asunción.

Finalmente, el Domingo de Resurrección, a las 12:00 horas, Procesión de Jesús Resucitado del pasado año, y a las 13:00 horas, misa dominical desde la parroquia de la Asunción.

Televaldepeñas, su canal más cercano, programación especial de Semana Santa. quédate en casa.

jueves, 2 de abril de 2020

Ayuda a Cáritas Interparroquial

La Muy Ilustre y Real Cofradía de Ntro. Padre Jesús Caído y Mª Stma. de la Esperanza, ha querido sumarse a la lucha contra el coronavirus, por lo que donará el 15% de sus cuotas de hermanos de este año 2020, a Cáritas Interparroquial de nuestra localidad.

Con este gesto intentamos ayudar a las familias más desfavorecidas en estos momentos tan complicados que atraviesa España.

Desde aquí agradecer el intenso trabajo realizado por Cáritas y el compromiso que tienen ante cualquier emergencia.

lunes, 23 de marzo de 2020

Opinión(2): He leído: “El Vaticano reduce los ritos de la Pascua y se abre a sacar los pasos a la calle en septiembre”

Ahora, por la situación del coronavirus, hay más tiempo para la lectura. He leído en el Diario “La Razón”, que la Pascua de 2020 será recordada como la del año donde los ritos de las diferentes celebraciones que son habituales durante Semana Santa, quedarán reducidas a lo básico e imprescindible, cuando no suprimidos. Todo dependerá de que como vaya transcurriendo la situación sanitaria en la que estamos inmersos.

Y sigo leyendo, que la celebración del Triduo Pascual se considera inamovible, ya que es “el corazón del año litúrgico”, precedido de la Cuaresma y concluido por Pentecostés, sin embargo la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, deja abierta la posibilidad de trasladar algunas celebraciones, tal como las procesiones que las deja en menos del Obispo de la Diócesis, y pone como sugerencia las fechas de mediados de septiembre, sugerencia que según expone “La Razón”, habría sido acogida con cierta esperanza por las hermandades y cofradías españolas.

Ya es conocida la intención de que en Sevilla se pudiera celebrar en unos meses una magna procesión como signo de haber vencido esta pandemia del coronavirus, esta alerta sanitaria por el Coivd-19.

Son propuestas, son suposiciones. Lo más cercano en el tiempo son las liturgias que comienzan el día 5 de abril, domingo de Ramos, hasta el día 12, domingo de Resurrección, que incluyen los santos oficios, la vigilia pascual, etcétera.

Sea como fuere, esta próxima Semana Santa pasará a la historia, pues no se conocen antecedentes de supresión similares, pues aunque supresiones hubo vinieron por la inmensa tragedia de la guerra civil. Otra cosa bien distinta es el tiempo que luego hace, que si llueve, que si podría llover, etcétera.

Cuando todo esto pase, también se podría pensar en una magna en Valdepeñas que contando con las autorizaciones eclesiásticas correspondientes sería bien acogida a mediados de septiembre.

· Secretario General. Vice hermano mayor. Periodista.

martes, 17 de marzo de 2020

Opinión(1): Hasta el lejano Viernes Santo 2 de abril de 2021

Ya es conocida la noticia. El coronavirus ha podido con nuestra Semana Santa. Las procesiones han sido suspendidas, si bien yo considero que la acepción más acorde sería que han sido suprimidas, por aquello de que esta palabra la identificamos con “anular, deshacer o hacer cesar”, ya que suspensión es más bien estar “pendiente, colgado, flotante, sostenido en alto o en el aire”.

A estas alturas, en cuaresma avanzada, que más da ya lo de suprimir o suspender, lo cierto y verdad que esta pandemia nos ha dejado sin fallas, sin Semana Santa, sin procesiones, sin feria de la Magdalena, sin feria de abril, y el virus será vencido, pero las consecuencias que va a dejar en la economía van a ser incalculables, para quien lo pueda contar.

Para la supresión o para la suspensión hay que estar preparado y con la moral alta, como los más valientes guerreros, pues el impacto emocional que deja en millones de personas que esperaban que llegaran sus legendarias fallas, sus procesiones de Semana Santa, su feria de abril, tardarán o tardaremos tiempo en digerirlo.

No hay vuelta de hoja, las calles de Valdepeñas, y las de miles de lugares de nuestra España están desoladas, parece la Apocalipsis, siendo negativos, esto es poco más o menos que el fin del mundo.

Esta guerra bacteriológica, esta guerra sin disparos, se va a llevar por delante lo que nadie pensaba hace un par de meses.

El coronavirus se llevará muchas ilusiones por delante, las de muchos penitentes que vivirán (viviremos) la sensación amarga de un domingo de ramos, un lunes, martes, miércoles, jueves y viernes santo y un domingo de resurrección que parecerá un día más en el exterior (en su interior que cada uno lo viva lo mejor posible). Había que retrotraerse a los tiempos de la maldita guerra civil, y años posteriores para hablar de ausencia de procesiones.

En el caso de nuestra cofradía, hay que remontarse a esa etapa que transcurre desde el año 1940 hasta 1960, en la que solo había un Viernes Santo al mediodía de nombre, de ganas de recuperarlo, pero que no llegaba. Fueron más de 20 años de un vacío imperdonable, de un vacío eterno, felizmente recuperado al inicio de la década de los años sesenta.

En las dos últimas décadas hemos visto como el tiempo ha provocado la suspensión de nuestra esperada y deseada procesión de Viernes Santo al mediodía, en la que con buen tiempo, Valdepeñas y su Semana Santa visten con todo esplendor y brillantez.

Este año 2020 que distinto será. Se me ha ocurrido pensar ya en el 2 de abril de 2021, festividad de Viernes Santo, y cuando lleguen los “días santos”, y no podamos ver a los penitentes de verde y capa blanca, ni a los costaleros, ni las mujeres llevando a la Verónica, ni a los músicos, ni a las autoridades religiosas, civiles y militares, ni a los numerosos representantes de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y cuando miremos a la puerta de los Apóstoles de la parroquia de la Asunción, y no veamos salir a Jesús Caído, ni a la Virgen de la Esperanza, ni al “Despojado” o a Jesús con la cruz a cuestas, pensaré en los buenos años de procesión en la calle, en el legendario encuentro en la capilla de San José, en la brillantez de un viernes santo traspasado por un sol luminoso, y en las lágrimas debido a la suspensión por el mal tiempo.

Este año que no habrá gente en las calles esperando ver sus procesiones, las de Valdepeñas y las de cualquier punto de España (no sé cómo estará el asunto de los templos), pondré música cofrade y repasaré fotografías y videos, todo ello para hacer más corta la espera de ese 2 de abril de 2021.

Ah!. El coronavirus podrá con nuestra Semana Santa, con nuestras procesiones, con vidas humanas, nos traerá miseria económica, pero ya lo decía Pablo Neruda “podrán cortar las flores, pero no podrán detener la primavera”.

Este 2020, nuestra Semana Santa descansa en paz. Aguardemos con impaciencia la de 2021.

*Secretario General. Vice hermano mayor. Periodista

domingo, 15 de marzo de 2020

Comunicado suspensión procesión

Desde estas líneas junto a la Agrupación de HH y CC de Valdepeñas se hace oficial la suspensión de todas las procesiones para esta Semana Santa 2020.

Esta situación extraordinaria ha llevado a tomar esta medida excepcional, que si bien es dolorosa, esta meditada desde los criterios de la responsabilidad y solidaridad que a día de hoy se demandan.

Sigamos haciendo oración a Ntro. Padre Jesús Caído y Mª Stma. de la Esperanza para que se pase pronto este mal y todo el mundo vuelva a la normalidad cuanto antes.



AGRUPACIÓN DE HERMANDADES Y COFRADÍAS
DE SEMANA SANTA
VALDEPEÑAS

Valdepeñas, 15 Marzo de 2020

Ante la grave situación sanitaria en la que está inmersa nuestra Nación, y una vez declarado el estado de alarma para todo el país, el Obispo de la Diócesis de Ciudad Real, Monseñor Gerardo Melgar Viciosa, ha emitido en el día de hoy un comunicado en el que, entre otras medidas, determina la suspensión de todas los procesiones de Semana Santa en toda la Diócesis de Ciudad Real.

Por tanto, ésta Agrupación de Hermandades y Cofradías, y en nombre de cada uno de los Hermanos Mayores de las ocho Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Valdepeñas que la integran, comunican la suspensión de todas las procesiones de Semana Santa.

Nos unimos al ruego de nuestro Obispo, de que nuestra Madre la Virgen interceda por todos nosotros, y nos cobije bajo su manto, para que llenos de esperanza recemos unos por otros y pronto esta enfermedad sea solo un recuerdo.

Suspendidas las procesiones de Semana Santa 2020 por el Sr. Obispo de la diócesis de Ciudad Real

Como estamos comprobando con tristeza y preocupación, las medidas que se proponen un día son insuficientes al día siguiente. Después de que el Gobierno ha declarado el estado de alarma para toda España y después de escuchar la declaración institucional del Presidente, me pongo de nuevo en contacto con los fieles cristianos de esta diócesis, para trasmitiros la ampliación de algunas medidas, además de las ya publicadas.

1. Como manifesté hace unos días como pastor de esta Iglesia de Ciudad Real a través de un Decreto, quedáis dispensados del precepto dominical todos los fieles de nuestra diócesis y aquellos que nos visiten mientras persista la grave crisis del coronavirus.

A causa de la situación totalmente singular que estamos viviendo, quedan suspendidas todas las celebraciones públicas de la Eucaristía con participación de los fieles, también la dominical, en todas las iglesias y oratorios de nuestra diócesis.

Os invito a todos a que sigáis la celebración de la Misa por radio, televisión o internet. Con tal fin, pido a todos los que poseen en nuestra diócesis canales de televisión y emisoras de radio locales, que presten el servicio de retrasmitir la santa Misa con el fin de que todos los fieles cristianos podáis fortalecer vuestra vida con la escucha de la Palabra de Dios y la comunión espiritual con el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Con esta misma finalidad de servicio a la fe de cuantos cristianos queráis aprovecharos de ello, a partir de mañana, lunes 16 de marzo, transmitiremos directamente por el Canal de YouTube de la Diócesis la Eucaristía que yo, personalmente, celebraré todos los días desde mi oratorio particular. La hora de celebración será: a diario, a las 10:00 h. y los domingos y festivos a las 11:00 h. Los sacerdotes saben que han de celebrar a puerta cerrada diariamente la Misa ofrecida por todos los enfermos y por quienes los atienden.

2. En diálogo con las familias, las exequias pueden celebrarse con un responso breve o con una celebración de la palabra en el tanatorio o en el cementerio, siempre que se observen las medidas publicadas por las autoridades sanitarias. Los funerales se posponen hasta que pase esta situación de emergencia.

3. También se han de posponer los demás sacramentos comunitarios para celebrarlos más adelante.

4. Aunque ya se ha decidido y comunicado desde algunas Juntas de Hermandades, como la de Ciudad Real y otras, la supresión de las procesiones en dichas localidades; determino la suspensión de todas las procesiones de Semana Santa en toda la diócesis de Ciudad Real.

5. Recuerdo a todos los cristianos que este es un tiempo propicio para intensificar la oración individual y familiar, pidiendo a Dios que su gracia sea salud, consuelo y esperanza para los enfermos, sus familiares, los profesionales sanitarios y para cada uno de nosotros.

6. Hago una llamada a todos a cumplir y cuidar responsablemente lo que se nos pide que cumplamos y cuidemos para frenar el virus y combatirlo unidos, para reducir su propagación y poder, algún día cercano, eliminarlo volviendo a la normalidad de la vida. Protejamos a los demás, protegiéndonos a nosotros mismos.

7. Que nuestra Madre la Virgen interceda por todos nosotros, sus hijos, como lo hizo en Caná, y nos cobije bajo su manto como lo hizo con los discípulos de Cristo, después de su muerte, para que llenos de esperanza recemos unos por otros y pronto amanezca el día en que el coronavirus sea solo un recuerdo pasado.

Ciudad Real, a 15 de marzo de 2020
+ Gerardo Melgar Viciosa
Obispo de Ciudad Real
Prior de las Órdenes Militares